Tras el ataque de los drones del 25 de septiembre y la subida histórica del petróleo de más de un 20% en un solo día les falto tiempo a las casas de análisis para hacer sus apuestas:

Petroleo: se iba a los 160 dólares

Las petroleras eran una maravillosa opción de compra, nos decía JP Morgan

Nuestra petrolera volaría hasta el infinito y más allá…17,2 euros cómo objetivo medio de consenso

Y claro, en ese momento Repsol subía hasta la zona critica, resistencia técnica, y, oh casualidad, zona en la que nos soltaron maravillosas noticias (ver éxtasis comprador en el gráfico).

Os he comentado desde entonces que esos 14,2 eran una maravillosa zona de cortos, y hoy, apenas días después, el sector es de lo peorcito del Stoxx 600.

¿Por razones técnicas? Si, un poco, pero, os digan lo que os digan, la bolsa, es, básicamente, sentimiento.

  Enrique