PharmaMar tras el éxtasis

Tras el último éxtasis mediático vivido en agosto y que os comente en el articulo

al que acompañaba este gráfico:

PharmaMar ha vivido un goteo lento a la baja y esta ya cerca de cubrir el hueco alcista que nos dejo en zonas de 1,6 euros.

Es un valor super especulativo y tramposo, que nos obliga, si queremos entrar con probabilidades de éxito, a hacerlo principalmente con malas noticias y una vez que los pillados en el valor estén abandonando el barco.

Si llega a zonas de 1,2 la vigilare. Mientras tanto que jueguen con otro.

  Enrique

Análisis técnico Pharmamar, cómo se manipula un valor

Pharmamar es uno de los muchos ejemplos que podríamos encontrar a la hora de entender cómo un valor es manejado con precisión quirúrgica por los que manejan los hilos del mercado.

El mecanismo es muy sencillo. La mano que mece el valor tiene un doble poder:

  1. Controla una participación lo suficientemente importante de la compañía cómo para manejar a su antojo el precio de la acción.
  2. Tiene suficiente poder en la compañía como para conocer/dirigir los mensajes que en cada momento esta va a lanzar a los medios, lo que le permite crear un estado anímico entre los inversores propicio a sus intereses. Esto es, una percepción muy negativa de la compañía si le interesa comprar los títulos, o, por el contrario, un estado de animo comprador si lo que quiere es ir vendiendo las acciones de la compañía para luego desplomarlas y recomprarlas mucho más baratas.

Pero veámoslo mejor con el gráfico del valor. En él podemos observar varias tendencias bien definidas.

Junio de 2017 a noviembre de 2018. Tendencia claramente bajista (Pharmamar cae desde 4,5 euros a menos de 1 euro) en el que la mano que dirige el valor aprovecha para colocar títulos entre el publico inversor. Cada momento de éxtasis (véase indicador de manos débiles) viene acompañado de rebotes que terminan en desplomes y huecos bajistas (9 noviembre de 2017, caída de -33 diaria, 19 Enero 2018, la acción cae un 34% en el día) dejando atrapados a miles de inversores.

El 7 de septiembre de 2018, ya con el valor a 1,5 euros,  la empresa anuncia ampliación de capital e inicia un suave descenso que permite a nuestro tiburón financiero ir recogiendo los títulos que van vendiendo los pequeños inversores aburridos del valor. El gráfico muestra ya pánico inversor con divergencias alcistas. Nuestro tiburón ya no consigue recoger mas títulos: el suelo se esta formando.

Diciembre de 2018 a Junio de 2019. Tendencia alcista en el que el valor multiplica su valor pasado de 1 a 2,4 euros. En principio esta fase viene acompañada de poca participación y sorpresa por parte de los inversores que no entienden porque el valor sube. La mano que dirige el valor no esta especialmente interesada en que los pequeños pececillos se incorporen en una tendencia que se inicia.  No es hasta que el valor alcanza los 2 euros cuando comienza la campaña mediática que provoca el éxtasis comprador (26 abril, alianza en china, y 10 mayo, eficacia de yondelis en cáncer de ovario). Y ya, con los pececitos bien atrapados, y sin que nadie entienda nada, toca caer.

Desde Junio a 16 de agosto de 2019. El valor recorta desde esos 2,4 euros a 1,4, donde nuestro tiburón, interesado en recoger acciones, afila sus dientes cuando la compañía, “oh sorpresa”, publica  el 29 de julio que multiplica por 7 sus perdidas. Tras un rebote sorprendente y una nueva caída por debajo, el 16 de agosto se forma una divergencia alcista en el valor. Nuestro tiburón ha recogido mucho papel, el engaño completado y ahora toca subir.

¿Y ahora que hacemos?

En los últimos días hemos asistido a maravillosas noticias sobre el valor (19 de agosto “solicita registro de nuevo fármaco en EEUU” y 26 de agosto “firma de licencia para vender Yondelis en 40 países”.

‘Momentos de éxtasis comprador como el actual suelen venir seguidos de grandes recortes y muchos “pececitos” comidos por los tiburones de los mercados’

Estrategias posibles

La “culo inquieto”. Para aquellos fervientes creyentes en el valor. Se antoja prudente esperar un recorte mayor hasta niveles de 1,70 al menos.

La estrategia paciente. Para aquellos que no tengan prisa y prefieran entrar cuando los tiburones ya hayan hecho su trabajo. Esperar una caída por debajo del ultimo mínimo en 1,4 euros, y, preferiblemente, si va acompañado de malas noticias. Porque sólo en este escenario, me atrevo a creer, tendríamos las probabilidades a nuestro favor. Y eso es, al fin y al cabo, de lo que se trata cuando especulamos en un mar de tiburones.

La vigilaremos.

2019-10-07T00:53:35+01:00agosto 30th, 2019|Análisis técnico, MasVistos|0 Comments