Análisis técnico Repsol, hasta el infinito y más allá