Tras un amplio lateral de 15 años en los que nuestra petrolera se movió en un amplio rango lateral entre 6 y 14 euros, supera, en medio de un elevado éxtasis comprador (descubrimiento de nuevos pozos un día sí y otro también y amplia figura técnica por la que apostaban todos los analistas), el techo de canal hasta niveles de 16 euros, donde se dan dos hechos:

  1. Unas divergencias bajistas acusadas en el indicador de manos débiles que nos muestra que los pequeños inversores ya no siguen entrando con la misma alegría. Los que tenían que picar ya están en el anzuelo.
  2. El valor se adentra en zona de vuelta marcada por niveles fibos relevantes (ver gráfico siguiente)

En el corto plazo se encuentra rebotando, al calor de unos buenos resultados y especialmente por un plan de recompra de acciones que promete llevar a la acción hasta el infinito y más allá.

En el largo plazo que a nadie le extrañe verla por debajo de los 10 euros.

Niveles de 13,8 – 14,00 son buenos para cortos (proyección fibo y zona de rebote 61,8% de donde se encuentran los últimos pillados en el valor), especialmente si nos siguen dando buenas noticias de las muchas con las que le gusta deleitarnos al núcleo duro de la compañía.

La vigilamos

NOTICIAS RELACIONADAS