Comparte este articulo en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Mucho os he hablado de IAG últimamente. Os la recomendé a niveles de 4,70 euros

cuando el valor estaba en vuelta en continuos problemas y desde Bolsamania (Arrunamania cómo me gusta llamarla a mi) la atizaban con titulares cómo

‘lo que le faltaba a IAG: cada día de huelga le cuesta 50 millones de euros’

O cuando nos decian, tras el ataque de los drones, que el petróleo se iba a 160 dólares.

Por eso, junto con su aspecto técnico, fue también el valor elegido para aquellos valientes que considerasen que, toda la negatividad que estábamos viviendo, era buen momento para empezar a hacer cartera

Este fin de semana a IAG le han dado bien en la prensa salmón, donde nos han contado con énfasis cómo le afectaría el brexit duro a sus cuentas. Y, claro, esto tenia que estallar, y estallo con una subida de +10,68% (5,72 euros).

Sin embargo, hay algunas cosas que no me gustan.

Es el valor por el que más están preguntando los inversores en las radios económicas, lo que nunca es bueno, pues denota que les esta llegando información muy positiva de ella.

Pero vayamos a lo otro, junto al sentimiento – clave -, que nos guía en los mercados, el aspecto técnico del valor.

IAG desarrolla un fuerte impulso bajista que le lleva desde los máximos marcados en 7,2 hasta 4,5 euros, donde conforma un suelo. Lo hace, además, envuelto en gran negatividad, lo que le da consistencia.

Técnicamente el valor tiene toda la pinta de poder atacar, al menos, nieveles de 6 euros, y, tal vez, y en esto es importante ir viendo que nos dicen del valor en el caso de que siga ascendiendo, los 6,2 – 6,3 euros.

Su resistencia, no menor, se encuentra en el fuerte hueco bajista donde comenzó su descuelgue en niveles 6,8 euros.

Para los prudentes, si la comprasteis mucho más abajo, niveles de 6 – 6,1 euros es buen nivel para tomar beneficios.

Suerte

   Enrique

Comparte este articulo en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email